Identifican un mecanismo celular implicado en la ansiedad y la depresión.

 

Un receptor celular regula la ansiedad y la depresión, según una investigación, publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), que utilizó ratones transgénicos, a los que se les había bloqueado la respuesta del receptor GAL3, uno de los tres tipos de receptores sensibles a la galanina (GAL). La GAL es un neuropéptido, una proteína del sistema nervioso, que participa en diferentes procesos fisiológicos.

Los ratones modificados no presentaban ninguna diferencia en su estado de salud respecto a los ratones control, pero, en cambio, sí presentaban más ansiedad y depresión en las pruebas de comportamiento, según explican los investigadores de la Universidad de Medicina Paracelsus en Salzburgo (Austria). En el estudio participaron Xavier Navarro y Jorge J. Vilches, adscritos al Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología, y del Instituto de Neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Este hallazgo abre las puertas a nuevas terapias para el tratamiento de estos desórdenes del comportamiento. En estudios anteriores se había determinado la implicación de los receptores GAL1 y GAL2 en estos trastornos del estado de ánimo, pero es la primera vez que se analiza cómo actúa el receptor GAL3 frente a la GAL, para controlar la ansiedad y la depresión.